El aumento de la eficiencia en los centros de datos ha permitido que crezca la demanda de datos, sin que ello haya supuesto un incremento correspondiente en la energía utilizada. ¿Pero, puede esto continuar?

"Durante los últimos años, los aumentos de la eficiencia han seguido el ritmo de las crecientes demandas de datos", dijo Sartor. "Eso probablemente va a ser cierto para los próximos años, pero más allá de eso, ¿quién sabe qué va a pasar?"

Durante los últimos cinco años, la eficiencia ha estado a la altura, gracias a la Ley de Moore, la virtualización y la creciente eficiencia de la infraestructura medida por PUE. Hay un montón de gente cuestionando si la ley de Moore puede continuar, no se puede obtener un PUE mejor que 1, y no se puede obtener más del 100 por ciento de utilización. Esto podría traer problemas más allá de 2020.