Los servidores Bare Metal como parte de una oferta cloud permiten cumplir con los requerimientos más demandados por los clientes de seguridad, cumplimiento con la normativa, consistencia y rendimiento.. No son sólo una opción más de cómputo, si no la opción que aporta la configuración más personalizable, de mayor rendimiento y de recursos solicitados bajo demanda.

Cuando comenzamos a construir nuestra oferta cloud en el año 2005, descubrimos que los clientes necesitarían recursos privados y compartidos, y que dentro de estos grupos, necesitarían opciones. Con un portal y API de auto-aprovisionamiento, recursos flexibles, pago por horas y despliegue en menos de 4 horas, los servidores Bare Metal son ofrecidos en un modelo 100% cloud (según la definición de Cloud por el NIST) y siendo el primer proveedor Cloud del mercado con esta característica.

Los clientes tienen diferentes necesidades, y en la oferta cloud han de coexistir dichas necesidades, además de ofrecer una plataforma sencilla que permita trasladar las aplicaciones actuales del cliente sin obligarle a abordar de golpe todos los cambios necesarios que conlleva la transformación digital.

Además, ha de permitir construir soluciones exclusivas para dar servicio a las más exigentes cargas de trabajo, como:

·         Configuraciones con 4 tipos de GPU NVIDIA diferentes para Deep Learning, Machine Learning, Inteligencia Artificial y renderización de imágenes, entre muchas otras aplicaciones.

·         Más de 15 configuraciones certificadas por SAP para cargas productivas de SAP Netweaver y SAP HANA.

Pero SAP no es la única compañía que ha elegido a IBM como socio para ofrecer sus soluciones en Cloud, si no que VMware también ha apostado por un acuerdo con nosotros para vender sus principales productos en modalidad de pago por uso sobre nuestra oferta Cloud, siendo de nuevo el primer proveedor Cloud en facilitar el consumo de cargas VMware en entornos híbridos: on-premises y Cloud.

Creemos que los servidores Bare Metal en Cloud deben proveer flexibilidad, potencia, seguridad y expansión mundial.

Flexibilidad

Nuestras opciones de Bare Metal te permiten elegir entre consumo horario y mensual, evitando la facturación en los tiempos que no se usen los recursos. Tanto en infraestructura Intel como Power, soportamos casi cualquier sistema operativo que el cliente quiera utilizar. También es posible configurar discos locales, con hasta 36 discos por servidor, de diferentes tipos y disponer así de una cabina de almacenamiento dedicada y de rendimiento personalizable.

Potencia

Con opciones de memoria RAM que van desde los 8 GB a los 12 TB y opciones de procesador desde 4 cores hasta 192 cores dedicados, para ajustar las cargas de trabajo al rendimiento que necesitan.

Seguridad

Red privada incluida en todos los servidores, incluidos los Bare Metal. La mayor parte de finalidades de este tipo de servidores son de aplicaciones críticas y backend, y necesitan están bien aisladas de entornos públicos.

Expansión mundial

Nuestros clientes tienen la libertad de construir servidores desde cero hasta los requerimientos exactos de especificación y desplegar en tiempo real en cualquier de nuestros centros de datos alrededor del mundo.

Para todo tipo de empresas

Si eres una startup que necesita un servidor Bare Metal en Cloud durante unas horas con 32 GB RAM, un solo disco, y procedimientos rápidos para probar aplicaciones, o bien si se trata de una empresa multinacional que necesita 192 cores para correr aplicaciones altamente exigentes con tarjetas GPU para soportar tus bases de datos más críticas, nosotros te ayudamos.