Según ha publicado el diario Cinco Días, Telefónica tiene diseñado el plan preliminar para deshacerse de su negocio de centros de datos, lo que le permitiría reducir su abultada deuda.

Para ello, Telefónica creará una sociedad que unifique el negocio, pues los centros de datos están repartidos en varias de sus filiales, según señalan fuentes no oficiales (Telefónica ha declinado hacer declaraciones).

Una vez hecho esto, saldrá el libro de venta que previsiblemente incluirá la venta total o parcial de la nueva filial, asegura Cinco Días. La desinversión sería ejecutada por Bank of America Merrill Lynch.

Según señaló Bloomberg, que destapó originalmente los planes de la operadora a comienzos de noviembre, la venta podría proporcionar entre 500 y 1.000 millones de dólares dependiendo de que parte del negocio se pusiera finalmente a la venta.

Telefónica no sería la primera operadora en vender sus activos de data centers. En un pasado reciente, compañías como AT&T (a Brookfield) o Verizon (a Equinix) también han llevado operaciones de este tipo.

Telefónica estuvo a punto de incluir sus infraestructuras de data centers en su filial de infraestructuras Telxius, creada en 2017, aunque finalmente solo incorporó sus 15.000 torres de telecomunicaciones y sus miles de km de fibra óptica. Poco después de su creación, la operadora alcanzó un acuerdo con la firma de inversión KKR para la venta de hasta el 40% de Telxius Telecom.

El grupo español cuenta con instalaciones de centros de datos en la mayoría de los mercados latinoamericanos, y en España realizó una importante inversión con el data center ubicado en Alcalá de Henares, uno de los pocos Tier IV Gold certificados por Uptime Institute existentes a nivel mundial.