La Comunidad de Madrid ha adjudicado un contrato para la gestión integral de los centros de proceso de datos del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), por importe de 23 millones de euros y un plazo de ejecución de 46 meses.

El contrato consiste en la prestación de servicios de administración, gestión, operación y mantenimiento de los data centers del SERMAS. En este contrato se incluyen las infraestructuras básicas y las infraestructuras de redes, así como los sistemas de almacenamiento y copia de seguridad, o de los sistemas de seguridad y control de los accesos.

Además, con este nuevo contrato se contempla la evolución prevista en los planes de transformación asociados a cada centro sanitario, y los servicios de transformación y adecuación a las arquitecturas tecnológicas existentes en el SERMAS.

Con estos cambios se busca la homogeneización de los servicios de cada centro hacia una arquitectura centralizada y multi-hospital que cumpla los estándares tecnológicos establecidos por la Consejería de Sanidad, junto con la administración y mantenimiento del hardware y software.

Estas transformaciones contemplan cualquier ámbito dentro del servicio, desde los sistemas de producción a la propuesta del desarrollo de aplicaciones que mejoren el servicio durante la duración del contrato.

Los centros de datos se han erigido en los centros básicos de instalación de servidores centrales para el procesamiento de la información y de sistemas de almacenamiento y copia de seguridad para el Servicio Madrileño de Salud.

El SERMAS ha iniciado una etapa de consolidación de servicios y sistemas que lleva aparejada la integración y centralización de procesos, tanto desde el punto de vista funcional, como del tecnológico, con el objetivo de optimizar la utilización de los recursos y procurar el más alto nivel de servicio en los sistemas de información.

La última edición de la revista digital DCD cuenta con una entrevista en profundidad con Ángel Luis Sánchez, directivo del SERMAS, sobre el proyecto [email protected] y el modo en que el sector sanitario se ha adaptado a la transformación digital. Puede leer el artículo completo aquí.