Contenido Archivado

El siguiente contenido es de una versión anterior de este sitio web y es posible que no se muestre correctamente.

La inauguración del centro de datos del Banco Santander en Campinas, en el Polo de Alta Tecnología II (Ciatec 2), debe ser adelantada en un año para que se lleve a cabo en 2014. Según el diario local Correio Popular, la institución está invirtiendo desde 2010 unos 450 millones de reales brasileños (en torno a 220 millones de dólares) en la implementación de dos data centers, que están siendo construidos en un área de un millón de metros cuadrados.

El anuncio del adelanto, también según la publicación, fue hecho por el presidente mundial del banco, Emilio Botín, en el encuentro que tuvo con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. El directivo negó que el Banco Santander estuviera tratando de vender sus activos en el país.

Los dos centros de datos ocuparán el 20% del área escogida y contarán con 2.000 empleados. Después de la reunión con Rouseff, Botín indicó el buen momento de la economía brasileña, “que va a convertirse en la quinta economía mundial en breve”.

La ciudad de Campinas espera, con el inicio de la operación, un impacto del 1,5% en el Producto Interior Bruto (PIB) del municipio, que es de 27.100 millones de reales (en torno a 13.300 millones de dólares). El proyecto debe generar 390 millones de reales en riquezas (191 millones de dólares), sumando 222,3 millones de reales (109 millones de dólares) a la economía local solo con los salarios pagados por el banco. Según la publicación, los data centers utilizarán techos verdes y estarán semienterrados.

Como indicó Botín, hasta 2015 el banco invertirá cerca de 5.000 millones de reales (en torno a 2.450 millones de dólares) en infraestructura de TI, con la construcción de dos data centers y la renovación del parque tecnológico, incluyendo también el cambio de los cajeros automáticos.

Otros 5.000 millones estarán disponibles para la financiación de proyectos de medio y largo plazo, como puertos, aeropuertos y carreteras. Para el presidente, Brasil es el principal mercado en el que opera y la economía del país crecerá en torno al 3% en 2013.