Project Natick, el centro de datos subacuático lanzado por Microsoft en junio, ha instalado dos cámaras de video para monitorizar las condiciones ambientales cerca del centro de datos, mostrando de paso la vida marina de los alrededores.

El nódulo del centro de datos Natick se desplegó en el Mar del Norte, frente a la costa de Orkney en Escocia. Está alimentado por una conexión por cable a la red eléctrica de Orkney, que produce energía renovable a partir de energías eólica y solar terrestres, y mareas en alta mar.

Sin embargo, la idea es que en el futuro los centros de datos Natick puedan ser alimentados por un sistema de energía renovable basado en el propio océano , sin la necesidad de una conexión a la red eléctrica.

Según Microsoft, el centro de datos submarino alberga 864 servidores que almacenan 27,6 petabytes de almacenamiento, y puede operar durante hasta cinco años sin mantenimiento.

La instalación de datos de Orkney representa la Fase 2 de Project Natick, cuyo objetivo es crear un módulo de centro de datos submarino que se pueda desplegar rápidamente, en un periodo inferior a 90 días desde el pedido hasta la implementación.

Los centros de datos de Natick también ofrecen baja latencia. Como Microsoft ha observado, más del 50% de la población mundial vive cerca de la costa, por lo que los centros de datos offshore ofrecerían a los clientes proximidad a sus datos, reduciendo la latencia y mejorando el rendimiento.

Se espera que la Fase 2 del Proyecto Natick se ejecute durante 12 meses, durante los cuales el equipo monitoriza el centro de datos y su entorno local con muchas herramientas, incluidas cámaras submarinas.

Pulse aquí para ver la transmisión en vivo.