Intel ha anunciado hoy el lanzamiento de dos nuevas líneas de procesadores: los procesadores Intel® Xeon®: Cascade Lake para Rendimiento Avanzado (que se espera que se encuentren en el mercado durante el primer semestre de 2019) y los procesadores Intel Xeon E-2100 para servidores de nivel básico (ya disponibles). Estas dos nuevas líneas de procesadores se basan en los 20 años de liderazgo de la plataforma Intel Xeon y ofrecen a los clientes más flexibilidad a la hora de elegir una solución adecuada para sus necesidades.

“Seguimos muy centrados en el suministro de una amplia gama de soluciones optimizadas para las diversas cargas de trabajo para satisfacer de la mejor manera las necesidades de nuestros clientes. La incorporación de CPU equipados con procesadores Cascade Lake de Rendimiento Avanzado y con procesadores Xeon E-2100 en nuestra línea Intel Xeon demuestra de nuevo nuestro compromiso para ofrecer a un gran número de clientes unas soluciones optimizadas para satisfacer las diversas necesidades de rendimiento”. Lisa Spelman, vicepresidenta de Intel y directora general de productos Intel Xeon y de marketing para centros de datos

Los procesadores Cascade Lake de Rendimiento avanzado representan un nuevo tipo de procesadores escalables Intel Xeon diseñados para las cargas de trabajo más exigentes de informática de alto rendimiento (HPC), inteligencia artificial (AI) e infraestructura como un servicio (IaaS). El procesador incorpora un empaquetado de múltiples chips optimizados para el rendimiento que proporcionan hasta 48 núcleos por CPU y 12 canales de memoria DDR4 por zócalo. Intel dio a conocer los primeros detalles del procesador antes de la conferencia Supercomputing 2018 para proporcionar más información de las innovaciones de la compañía para los diversos tipos de cargas de trabajo.

Se espera que los procesadores Cascade Lake de Rendimiento Avanzado sigan con el objetivo de Intel para ofrecer liderazgo en rendimiento optimizado para las diferentes cargas de trabajo, mediante el suministro de mejoras en rendimiento de CPU1 y liderazgo en cargas de trabajo limitadas por el ancho de banda de la memoria.