Contenido Archivado

El siguiente contenido es de una versión anterior de este sitio web y es posible que no se muestre correctamente.

Fujitsu ha aprovechado el evento OpenWorld de Oracle, celebrado esta semana en San Francisco, para mostrar un prototipo de su próximo servidor de alta potencia que utiliza un circuito cerrado de refrigeración líquida para llevarse el calor de sus últimas CPUs Sparc de 16 núcleos.

El prototipo de los servidores Sparc de nueva generación de la compañía tiene cuatro CPUs Sparc 64-X corriendo a 3 GHz. James Li, ingeniero de sistemas de software de Fujitsu, señaló que el sistema de refrigeración de la máquina es “un sistema híbrido de aire y agua”.

El líquido, impulsado por “micro bombas”, corre sobre la CPU en un circuito cerrado. El calor se traslada a un intercambiador de calor, que es refrigerado por ventiladores.

El servidor, aun así, seguirá necesitando la refrigeración externa en el centro de datos, pero este diseño de refrigeración interno tiene otras ventajas. Una de ellas es el espacio.

Según Li, es posible “dispones los componentes más cerca porque no nos tenemos que preocupar por los flujos de aire en la CPU”. El único lugar en que tuvieron que dejar espacio para que corriese el aire fue en los módulos DIMM y en torno al radiador.

La otra ventaja es la reducción de peso. “Si tuviéramos que llevar un disipador de calor de metal pesado en la CPU, sería mucho peso, de modo que estamos ahorrando cerca de 55 kg con este tipo de sistema”, afirmó Li.

El servidor es adecuado para sacar adelante pesadas cargas de trabajo y para despliegues altamente escalables en compañías de entornos como servicios financieros, telecomunicaciones o clientes que requieran computación de alto rendimiento.

Fujitsu espera lanzar el servidor comercialmente a principios de 2013, aunque todavía no tiene los planes de lanzamiento definitivamente cerrados.