Carlos Leiva, gerente general de CLK y autor del artículo

¿Cómo explicar todo lo que ha cambiado en el mundo de los centros de datos en 20 años? Todo. Y nada. Porque hemos visto pasar miles de cambios en tecnología, la cantidad de procesos que dependen de ellos no ha hecho más que crecer de manera exponencial, la forma de diseñar, construir y operar se ha perfeccionado constantemente. Pero la criticidad sin duda se mantiene. Hemos estado siempre dedicados a áreas críticas, pero la exposición a la que estamos sometidos es cada vez mayor.

Y quienes prestan estos servicios lo saben hoy mejor que nunca. Hace unos años nos presentamos al público de Datacenter Dynamics en su primer evento en Chile. Un gran encuentro donde tuvimos la oportunidad de interactuar de manera más amplia con proveedores y clientes del mundo de los centros de datos. Y en esa oportunidad quisimos plantear lo que veíamos como principales tendencias del mercado. Hablamos entonces de la base para la continuidad operativa: gestión y operación. Porque la importancia del diseño y la construcción ya ha sido presentada y asumida por el mercado desde hace años, pero había llegado el momento de avanzar de la perspectiva del “diseño perfecto” hacia los siguientes requerimientos, que están a nivel de herramientas, procedimientos y el personal.

Hablamos entonces de la importancia de herramientas como el DCIM, que para algunos eran entonces siglas un poco desconocidas pero se han ido ganando un lugar en las preguntas que cada año se hacen los encargados de los centros de datos: ¿Cuál es su aporte? ¿Funcionan realmente? ¿Ha llegado el momento de tener uno?

Después planteamos la importancia de avanzar en procedimientos, especialmente en el concepto de Mantención de la infraestructura. Comentamos entonces el concepto de la mantención 2.0, que va más allá de las recomendaciones de los fabricantes y apunta precisamente a mejorar la capacidad predictiva y reactiva con una mirada más global y relacionada con la funcionalidad de los equipos.

Ahora nos preparamos para abordar el tercer pilar. Cuando la región se prepara para la llegada de gigantes como Amazon, cuando hemos visto aterrizar ya a Google, mientras cada vez más centros de datos se acercan al Uptime ya no solo en busca de certificaciones de diseño y construcción, sino también para fortalecer la operación y darle una mirada de sostenibilidad, creemos que es el momento de poner la mirada en el factor humano. Estandarizar procesos, generar registros, dar trazabilidad, entregar herramientas es crítico, pero contar con personal que esté a la altura seguirá siendo importante. Y las personas están en muchos estratos del centro de datos.

Quienes hoy toman las decisiones se enfrentan a desafíos nuevos con herramientas que responden a antiguos paradigmas. Muchos de ellos llevan ya décadas trabajando en el área, con una formación que se nutre mucho más de la experiencia que de una educación formal orientada a los centros de datos. ¿Cómo contratar ahora a una nueva generación capacitada en la materia?

Si bien el negocio tiene una enorme y creciente dependencia de la tecnología, muchas veces falta conciencia de ello. Y los recursos se vuelven escasos en comparación con los requerimientos. Se instalan progresivamente conceptos como la resiliencia distribuida, que involucran una mayor complejidad y capacidades diferentes para manejarla.

Por eso los desafíos involucran desde la capa de tomadores de decisión hasta los operadores.

¿Y qué hacer al respecto? ¿Están las capas superiores de la organización preparadas? ¿Saben los departamentos de recursos humanos y capacitación como enfrentar estos temas?

Para nosotros la respuesta está en hacer evaluaciones particulares de cada caso, considerando la infraestructura, requerimientos y habilidades del personal, para hacer las recomendaciones correspondientes. Acompañar a los clientes en estas preguntas y poder orientarlos en las respuestas.

logo clk.png

www.clk.cl

[email protected]

+56229239400