El gasto mundial en TI alcanzará los 3.500 billones de dólares en 2017, lo que supone un incremento del 1,4% en comparación con 2016, según datos de Gartner.

A pesar de que el gasto crece, este 1,4% se sitúa por debajo de las previsiones de la consultora, que apuntaba  a un crecimiento del 2,7%. La subida del dólar americano responde en parte a esta modificación.

“El buen desempeño del dólar ha reducido en 67.000 millones de dólares nuestras previsiones de gasto TI para 2017”, indicó John-David Lovelock, vicepresidente de investigación en Gartner.

Dentro de las diferentes áreas de negocio, el segmento de sistemas de data center crecerá previsiblemente un 0,3% en 2017.

Esta cifra supone un incremento frente al crecimiento negativo que experimentó en 2016, pero este segmento está sufriendo la desaceleración en el mercado de servidores.

“Estamos viendo un cambio en quién compra servidores y a quién se los están comprando”, dijo Lovelock.

“Las empresas están dejando de comprar servidores de los proveedores tradicionales para, en su lugar, alquilar potencia de servidor en la nube de compañías como Amazon, Google y Microsoft. Esto ha disminuido el gasto en servidores, lo que está teniendo impacto sobre el segmento global de sistemas de centros de datos”, añadió.

Por otra parte, el mercado de servicios de TI crecerá previsiblemente un 2,3% en 2017, lo que supone una caída frente al crecimiento del 3,6% experimentado en 2016.