Más de 1200 máximos responsables de organizaciones de 250-5000 empleados de Estados Unidos, Australia, Reino Unido y España, entre otros, han colaborado con Fujitsu y la compañía Censuswide en la elaboración de un informe sobre la transformación digital.

En concreto, pensando en España y como conclusiones generales del mismo, el impacto digital es de gran alcance y tiene un potencial importante para traer más beneficios a las empresas.

Según el estudio, el 40% de las organizaciones, independientemente de su tamaño, no existirán en el 2021 en su forma actual.

Un 98% señala que su empresa ya se ha visto afectada de un modo u otro y un 70% afirma que de forma positiva. Entre sus principales consecuencias destacan: mayor competitividad en un 63%, más innovación en un 42% y creación de otras fuentes de ingresos en un 30%.

En cuanto a las medidas que han  abordado para triunfar en esta transformación señalan: un 64% han cambiado su estrategia comercial, un 44% han invertido en TI y un 34% han desarrollado nuevos productos y servicios. Frente a otros países, España destaca porque se opina que los equipos de dirección de las organizaciones deberían dar una respuesta a esta disrupción, un 74% comparado con un 45% a nivel global.

Además, casi la mitad (48%) considera que su sector cambiará radicalmente en los próximos cinco años por la transformación digital y el 70% afirma que sus empresas necesitan evolucionar para triunfar en este nuevo mundo. Y ven como factores que obstaculizan el envejecimiento de la tecnología y las infraestructuras (29%), la cultura interna y el miedo al cambio (29%) y la falta de inversión en innovación (26%).

En este sentido, los principales responsables de las empresas españolas no tienen claro que sus organizaciones estén preparadas.

 

El poder de la colaboración y la co-creación

Según el estudio, las empresas españolas apuestan por la co-creación. Por ello, el 51% cree que incorporar a su estructura a los socios tecnológicos  adecuados es primordial. Un 33% cree que es necesario co-crear con expertos tecnológicos para llevar a cabo la transformación digital de sus empresas. Y un 47% están convencidos de que la tecnología es la base del cambio.

En esta dirección está trabajando Fujitsu, a través de su plataforma MetaArc, formada por módulos, tecnología y servicios para ayudar a las empresas a la transformación digital. “Los proyectos del mundo digital no se asemejan a los tradicionales proyectos de tres años para implantar un ERP o un CRM. Son proyectos cortos de 3, 6 u 8 semanas con pequeñas inversiones de 100.000 o 200.000 euros. Son experimentos a modo de prueba que si triunfan se despliegan, y si no se abandonan. Es muy difícil poner estos trabajos en marcha porque requieren de un cambio radical en la compañía y la infraestructura tradicional es muy probable que no pueda soportar esta forma de trabajar”, señaló en rueda de prensa Carlos Cordero Deline, CTO de Fujitsu.

Fujitsu está trabajando con clientes como Hospital San Carlos y Bankia en estos proyectos de co-creación, con temas de analítica e inteligencia artificial “con resultados espectaculares”.