Contenido Archivado

El siguiente contenido es de una versión anterior de este sitio web y es posible que no se muestre correctamente.

Parece que el futuro de Dell será el de convertirse en compañía privada después de que los accionistas votaran a favor del fundador Michael Dell y la propuesta de inversión de Silver Lake para adquirir la compañía por unos 24.900 millones de dólares.

El voto fue el viernes, poniendo fin a casi siete meses de especulaciones sobre el futuro de Dell, mientras que la compañía luchaba para retener la cuota de mercado en PC y en las divisiones empresariales.

El pasado trimestre Dell reflejó un declive del 725 en beneficios, en base a las cifras de 2012.

Michael Dell quiere que la compañía olvide su estrategia de PC y se centre en servicios y soluciones.

Tras el voto del viernes, señaló que el acuerdo, por el que Dell pagará 13,75 dólares en efectivo por cada acción, permitirá que Dell efectúe los cambios necesarios para la transformación que permitirá a la compañía seguir la nueva estrategia.

“Estoy satisfecho con el resultado y fortalezido para continuar construyendo una compañía líder en la entrega de soluciones end to end y escalables”, señaló.

“Como empresa privada, con una fuerte entidad inversora como socio, daremos servicios a nuestros socios con un único propósito en mente e impulsaremos las innovaciones que nos llevarán a conseguir sus objetivos”.

Se espera que la transacción esté cerrada antes del fin del tercer trimestre del año fiscal 2014 de Dell pero todavía está sujeta a las aprobaciones regulatorias y la resolución de las condiciones de cierre habituales.