Durante los primeros años de los UPS uno de los parámetros más importante para tomar la decisión de qué UPS comprar era el Tiempo Medio entre Fallas o MTBF. Existían diversas maneras de calcularlo, muchos fabricantes presumían números que lucían irreales, pero los productores aseguraban que estaban basados en datos estadísticos reales de los equipos. No hubo un protocolo estándar de cómo medirlo y por lo mismo no era un valor adecuado para medir la confiabilidad de un UPS. Además, diversos fabricantes afirman que la confiabilidad del switch estático y la confiabilidad de la red eléctrica determinan en gran forma el MTBF real de un UPS, haciendo a este parámetro inservible para comparar la confiabilidad de un UPS.

Debido a esto, algunos fabricantes empezaron a preocuparse por otro parámetro importante a considerar en un UPS. El Tiempo Medio de Fallas o MTBF se hizo cada vez más importante, ya que de nada servía tener un UPS con un supuesto MTBF de 200,000 horas si presentaba fallas en el primer año y tomaba días tener un diagnóstico adecuado y semanas en tener la refacción requerida.

Después de esto las decisiones para la compra de un UPS se enfocaron más en:

1. Capacidad de soporte del servicio

2. Existencia de refacciones

3. Facilidad de mantenimiento

Sin embargo, el parámetro que engloba a ambos factores es la disponibilidad. La disponibilidad está dada por:
Disponibilidad

Aunque la disponibilidad es un parámetro más adecuado para medir la confiabilidad de un UPS, tiene dos defectos importantes. El primero es que no toma en cuenta el tiempo que se requiere para desenergizar el UPS en un mantenimiento, inspección o recalibración. El segundo es que requiere del MTBF, y como vimos anteriormente, el MTBF no es un parámetro fiable.

¿Cómo asegurar que el UPS que compro tiene mayor disponibilidad?

Hoy en día, existen diversas tecnologías como la modularidad en UPS que buscan maximizar la disponibilidad y además buscan disminuir el Costo Inicial y el Costo Total de Propiedad. Sin embargo, no todas las tecnologías son iguales, por lo que es muy importante recalcar las diferencias.
ALPE

UPS Modulares con Arquitectura de Paralelaje Centralizada (CPA)

Los UPS CPA tienen algunos componentes comunes para todo el sistema, como la lógica, el panel de control, el bypass estático y las baterías, lo que hace que cualquier falla de estos componentes pueda causar que la carga esté desprotegida o exista una interrupción. Los únicos componentes que pueden fallar sin una caída de carga son los convertidores de potencia (rectificador e inversor).

Recomendaciones para seleccionar un UPS

1. Buscar un diseño de UPS modular sin puntos comunes de falla (DPA).
ALPE2

2. Buscar un diseño que permita el MTTR más bajo, ya que este parámetro es el que más afecta la disponibilidad.

3. Buscar UPS que permita el mantenimiento en línea, sin afectación de la carga.

4. Buscar diseños que permitan reemplazar al usuario módulos de forma segura, sin necesidad de un técnico especializado, ya que de no ser así también afecta el MTTR.

5. Asegurarse de la calidad del equipo, buscando un proveedor con buena reputación y con disponibilidad de refacciones y/o módulos.

  

Artículo escrito por Ing. Benjamín I. Alonso – Director Comercial ALPE

Contacta a un Asesor ALPE y conoce más acerca de los UPS Modulares ABB. La solución modular que necesitas.

 

ALPE logo pequeño


Asesoría Logística Proyectos y Equipo

www.alpepower.com.mx

LADA sin costo 01 800 821 6690

(55) 6385 7009 al 11

[email protected]
Alpe redes sociales