Bull, la marca Atos para productos de tecnología y software, ha presentado Bull Sequana X1000, su nueva gama de superordenadores exascala, los primeros de una nueva generación de equipos que ofrecerán mil veces más rendimiento que los sistemas “petaflops” actuales.
 
Esta capacidad de cálculo es necesaria para aumentar la calidad y la velocidad de las simulaciones digitales en la investigación y la industria y hacer frente a los nuevos desafíos socio-económicos del siglo XXI. Por ejemplo, Bull Sequana se puede utilizar para mejorar la exactitud de los pronósticos meteorológicos, construir motores de aviones más limpios y utilizar en genómica para desarrollar la medicina personalizada.
 
“La simulación digital es una herramienta esencial para acompañar la transformación digital de nuestros clientes. En esta nueva era centrada en los datos, las infraestructuras de procesamiento de big data son una palanca fundamental para el desarrollo y creación de riqueza. Atos está orgullosa de ofrecer a sus clientes un supercomputador que les permite reinventar su modelo de negocio”, comenta Thierry Breton, presidente y CEO de Atos.
 
“En colaboración con CEA y otros clientes estratégicos, los equipos Bull han ayudado a desarrollar soluciones innovadoras líderes en el mercado, en términos de rendimiento de cómputo, para procesar grandes volúmenes de datos con un reducido consumo de energía. Como líder en la carrera exascala, Bull pone su experiencia y conocimientos al servicio de sus clientes, para acelerar la investigación y la innovación y aumentar su competitividad”, explica Philippe Vannier, vicepresidente ejecutivo de big data y seguridad y director de tecnología del grupo Atos.
 
Mientras que muchos fabricantes luchan con limitaciones técnicas en la carrera exascala, Bull ofrece una solución que da respuesta a los retos tecnológicos exaescala. Bull Sequana está diseñado para integrar las tecnologías más avanzadas en términos de procesadores, interconexión y almacenamiento de datos, que permitan alcanzar capacidades exascala. Además, al estar diseñado para operar con los principales estándares de la industria de hardware y software, los superordenadores Bull Sequana ofrecen a los clientes una amplia gama de tecnologías para maximizar su inversión
 
Un sistema de clase exascala que dependiera de las tecnologías actuales consumiría alrededor de 400 megavatios. Bull Sequana reduce el consumo de energía en un factor de 10 en comparación con la anterior generación de supercomputadoras. Bull tiene previsto ofrecer un consumo eléctrico de 20 megavatios para sistemas exascala en 2020, gracias a sus tecnologías y sus centros de investigación y desarrollo.
 
La gestión, localización, almacenamiento y el acceso a los datos, que aumentan exponencialmente, tienen un gran impacto en el rendimiento. Bull ofrece una arquitectura de hardware y software adaptado a los sistemas de gestión de datos más complejos que utiliza sistemas de gestión y acceso a datos distribuidos.
 
El rendimiento de las aplicaciones exaescala requiere un paralelismo masivo. Bull Sequana integra la red Bull Exascala Interconnect (BXI), desarrollada por Bull. Diseñada para exascala, BXI revoluciona el tratamiento de los intercambios de datos liberando los procesadores de todas las tareas de comunicación. Además, el entorno de software Bull Sequana permite una gestión precisa de grandes recursos y proporciona la eficiencia de producción óptima.
 
Un superordenador de escala exaflops incluye decenas de miles de componentes y debe ofrecer una capacidad de recuperación de alta calidad. La arquitectura y construcción de Bull Sequana fueron diseñados con este objetivo, incluyendo la redundancia de componentes críticos y herramientas eficientes de gestión de software.
 
Bull Sequana es el resultado de alianzas tecnológicas y de muchas cooperaciones dentro del ecosistema HPC Europeo. El primer Bull Sequana será entregado en 2015, y tendrá una disponibilidad general en el tercer trimestre de 2016. 
 
Geleznikoff François, director de aplicaciones militares CEA, comenta: “CEA tiene el orgullo de conseguir este año el primer prototipo de supercomputador exascala, previsto para el año 2020. Esta es la tercera generación del superordenador suministrada por Bull, que nos permite realizar con gran velocidad y fiabilidad de modelados físicos y sistemas de cálculo muy complejos”.
 
“El nuevo sistema Bull Sequana, impulsado por los futuros procesadores Intel Xeon y el procesador Intel Xeon Phi, con nombre en código "Knights Landing", está diseñado para hacer frente a los requisitos de rendimiento, fiabilidad y eficiencia energética de los superordenadores de clase exascala”, comenta Raj Hazra, vicepresidente y gerente general de HPC Platforms Group de Intel Corporation.