El organismo ASHRAE ha publicado el nuevo estándar 90.4-2016 que establece los requisitos mínimos de eficiencia energética para data centers.

El nuevo estándar, también conocido como Estándar de Energía para Data Centers, ha estado en proceso durante varios años. Incluye recomendaciones sobre diseño, construcción, operación y mantenimiento de centros de datos, así como sobre el uso de energía renovable procedente de las instalaciones y del exterior.

Este estándar causó cierta controversia el pasado año, cuando ASHRAE apuntó que el borrador incluía indicaciones sobre niveles máximos de PUE permisibles. A raíz del debate que generó, cualquier referencia al PUE ha sido eliminada de la versión final.

Aunque el comité barajó el PUE para establecer los criterios de eficiencia del estándar, “la métrica de Green Grid está basada realmente en datos de uso de energía en lugar de en cálculos de criterios de diseño”, indicó Ron Jarnagin, presidente del comité 90.4.

“Nos dimos cuenta de que los cálculos de diseño del Estándar 90.4 probablemente no coincidirían con los datos de uso de energía, de modo que rectificamos este enfoque. Creemos que hemos recomendado los requerimientos para el estándar 90.4 basados en una regla justificable del 80/20 donde sólo se verán afectados los sistemas de menor rendimiento”, añadió.

Con el lanzamiento del nuevo estándar, los data centers ya no se englobarán bajo la norma 90.1 de ASHRAE. El estándar 90.4 será actualizado de forma continuada para mantener el ritmo de evolución de la tecnología en el segmento del data center.

“Hemos trabajado muy duro para elaborar este estándar de forma que no frene la innovación en la industria del centro de datos, pero que al mismo tiempo ofrezca criterios para ayudar a garantizar ahorros de energía”, según Jarnagin.  

“Es importante tener en cuenta que los data centers son instalaciones de misión crítica en las que la gestión del riesgo es la preocupación principal”, añadió.