La expansión de la nube de Alibaba en Europa continúa, ahora que la compañía ha lanzado dos zonas de disponibilidad en Londres, cada una de ellas ubicada en un centro de datos físico diferente.

El Reino Unido es el mercado de nube pública más grande de Europa, según Yeming Wang, gerente general de Alibaba Cloud EMEA, por lo que es el lugar perfecto para la tercera zona de disponibilidad de la compañía en la región de EMEA, después de Dubai y Frankfurt.

Wang dijo que la oferta de Alibaba en la nube consiste en un enfoque "vertical": "Alibaba Cloud es la habilitación para todo el negocio interno, que proporciona a los clientes infraestructura, así como una pila de software completa, y utiliza su dominio en el comercio electrónico para ofrecer sus propias plataformas de ventas, financiera, de pago, logística y de medios".

"Al usar tecnología impulsada por IA y por datos, nuestros últimos centros de datos ofrecerán a los clientes acceso completo a nuestra amplia gama de servicios en la nube, desde capacidades de aprendizaje automático hasta análisis de datos predictivos, lo que garantizará que continuemos ofreciendo un nivel de servicio sin precedentes", añadió el directivo.

Alibaba Cloud comenzó su expansión global hace tres años, habiendo sido una fuerza dominante en el mercado de nube pública en China durante los últimos cinco años, donde todavía tiene casi la mitad de la participación de mercado.

Desde entonces, la compañía ha construido centros de datos en la región de APAC, donde Wang dice que tiene “muchos más data centers que cualquier otra compañía”. Esto incluye instalaciones en Japón, Australia, Indonesia, Singapur, India y Malasia. La compañía también ha abierto centros de datos en los Estados Unidos, así como en Europa. En total, Alibaba Cloud ahora opera en 19 regiones del mundo.

Las instalaciones de la compañía en Dubai se desarrollaron en sociedad con el inversor inmobiliario local Meeras Holdings, mientras que sus centros de datos en Frankfurt son instalaciones de colocation. Alibaba no ha dicho si los centros de datos en Londres son suyos, pero Wang enfatizó que las ambiciones globales de la compañía china a menudo dependían del establecimiento de asociaciones locales.

Cuando Alibaba anunció que continuaría construyendo su huella europea, nombró a Suecia y al Reino Unido como posibles ubicaciones. Londres se confirmó el mes pasado, aunque la compañía no dio a conocer la medida, simplemente actualizó su sitio web para ofrecer planes anticipados y servicios gratuitos a posibles clientes.

Wang ha afirmado también que, si bien la compañía está considerando ubicaciones futuras en Suecia o Francia, aún es demasiado pronto para confirmarlo.