Aunque se hable de transformación digi­tal como si de una re­volución se tratara, lo cierto es que el avan­ce ha sido gradual, con algunos sectores situándose en la avanzadilla. Para hablar de la si­tuación del sector sanitario público español en relación con la crecien­te implantación de nuevas tecnolo­gías y procesos hemos hablado con Ángel Luis Sánchez García, Jefe de Servicio de Arquitectura y Normali­zación de las Subdirección General de Planificación, Arquitectura e Innovación de la Dirección General de Sistemas de Información Sanita­ria del Servicio Madrileño de Salud.

¿Cómo se han tenido que adaptar los data centers del sector?

La informática en la sanidad pú­blica española nace de manera heterogénea y dispersa. Total­mente descentralizada. La bajada de coste y el aumento de la fiabi­lidad en las redes WAN privadas virtuales (MPLS) permitió apostar por la centralización de los siste­mas de información sanitarios de las distintas comunidades autó­nomas en grandes data center (DC) centrales.

La implantación gradual de la historia clínica electrónica (HCE) en la sanidad pública española ha supuesto que no sea asumible la grave pérdida que conlleva la indis­ponibilidad de los sistemas infor­máticos sanitarios o la pérdida de información sanitaria.

En el año 2010, el SERMAS fue consciente de que los DC y los servicios TI que desde allí se debe­rían prestar se habían convertido en componentes estratégicos que deberían diseñarse para estar opera­tivos las 24 horas al día los 365 días del año. Por ello, se decide acometer el Proyecto [email protected] de transforma­ción de los data center, que supuso:

  • La construcción de un nuevo y moderno DC central, llamado [email protected],en locales propios del SERMAS.
  • Evolución del modelo tra­dicional de los DC centrales en activo-pasivo hacia un modelo de data center extendido activo-activo, con un tercer DC de respaldo.
  • Consolidación de los servicios de TI en el nuevo DC extendido (LAN/SAN) activo-activo, distri­buido en dos sitios (site) diferen­tes, con un modelo de entrega de TI basado en la Infraestructura como Servicio (IaaS).
  • Cierre de 11 DC de las Gerencias de Atención primaria y cierre de los dos data center dedicados ex­ternalizados (DC contratados para el proyecto de 7NNHH y Unidad Central de Radiodiagnóstico).
  • Homogeneización y normaliza­ción TI en todos los ámbitos del SERMAS.
  • Modernización de las infraestruc­turas de los DC no centrales, data center locales de hospitales, con un mismo modelo y una misma arquitectura, dotándoles de con­tingencia en el nuevo DC central [email protected]
  • Proporcionar una gestión cen­tralizada y unificada de todos los recursos de los DC del SERMAS (centrales y locales de hospitales), incluidas las redes, servidores, plataformas de almacenamiento, y resto de infraestructuras TI.

Dicho proyecto fue galardona­do, entre otros, con los prestigio­sos premios DatacenterDynamics EMEA Awards 2013 en la categoría “Leadership in the Public Sector”, nunca ganado por una AAPP espa­ñola.

Hoy los DC centrales del SERMAS albergan:

  • 8.000 cores de proceso y 60 Tb de memoria principal.
  • Más de 1500 servidores virtualiza­dos.
  • 2,5 PB de almacenamiento para imagen médica digital.
  • 1,8 PB de almacenamiento para servicios distintos de imagen mé­dica digital.
  • Más de 2 PB de almacenamiento bruto en disco deduplicado utili­zado para copias de seguridad.

En concreto, ustedes han acome­tido [email protected] Fase III. ¿En qué ha consistido el proyecto?

El objetivo final del Plan [email protected] es conseguir prestar desde los DC centrales del SERMAS, los servi­cios TIC sanitarios en un modelo de cloud privada (IaaS, PaaS, SaaS) a la extensa red de centros hospi­talarios públicos de la Comunidad de Madrid. Dicho objetivo se ha culminado en el año 2018 con la implantación de la Fase III del Plan [email protected]

Dicha fase permite al SERMAS consolidar los Sistemas de In­formación (SS.II.) Departa­mentales de hospitales, hablamos de SS.II Sanitarios críticos como Farma­cia, Dietética, Triaje de Urgen­cias, Cardiología, Unidad de Críticos, Laboratorios… (de 25 a 48 SS.II., en función de la cartera de servi­cios que presta cada hospital) de los hospitales públicos de la Co­munidad de Madrid en los dos DC centrales del SERMAS en modo activo-activo, utilizando las más innovadoras tecnologías de Sof­tware Defined Data Center (SDDC), de automatización y auto aprovi­sionamiento de infraestructuras y plataformas TIC.

La inversión realizada en servi­cios e infraestructura (con mante­nimiento a cuatro años) no llega a 1,6 millones de euros.

Entre las mejoras de eficien­cia y reducción de costes ge­nerados por el proyecto, calculados a cuatro años, destacan:

  • Reducción de costes en manteni­mientos hard­ware y softwa­re: 1,6 M€
  • Ahorros en consumo de energía y reducción de huella de carbono
  • Reducción factura de la luz. Aho­rros de más de 10 M kWh (1,7 M€)
  • Equivalencia impacto medioam­biental: Emisión de CO2 evitada aprox 28 M Kg CO2 (equivalente a plantar > 230.000 árboles o eli­minar de la carretera más de 600 vehículos).

Así mismo, una arquitectura corporativa totalmente centra­lizada en modelo cloud privado favorece y simplifica la gestión, administración y mantenimiento de todos sus componentes, lo que también supone un importante ahorro aún no calculado. Pense­mos sólo en el ahorro que supon­drá el no tener que mantener las infraestructuras TIC e infraestruc­turas básicas de los DC de cada uno de los hospitales.

Dicha plataforma cloud privada permitirá afrontar al SERMAS cualquier proyecto de transformación y de innovación en sus hospitales sin tener que pre­ocuparse por las limitaciones que antes se tenían en las infraestruc­turas TIC de los DC locales de los distintos hospitales.

¿Valoran utilizar cloud público en el futuro? ¿Por qué?

Tenemos que tener en cuenta que el SERMAS, con sus más de 80.000 profesionales, 34 hospitales, 743 centros activos, posiblemente sea la mayor empresa de la Comunidad de Madrid. Por otro lado, es evidente que los Sistemas de Información Sa­nitarios requieren de unas medidas de seguridad, disponibilidad y ren­dimiento muy exigentes. Todo ello hace que, a pesar de los ajustados presupuestos disponibles, las arqui­tecturas e infraestructuras utilizadas en los DC del SERMAS no tengan mucho que envidiar a las utilizadas por las más grandes AAPP o empre­sas públicas, incluso grandes empre­sas privadas españolas. Y además, el SERMAS, al contrario que la mayoría de ellas, no sufre la lacra de depender de mainframes, ni de arquitecturas, ni equipamientos propietarios.

Por lo tanto, nos planteamos: ¿Cuáles serían las principales razo­nes de tener que recurrir a la cloud pública? Y sinceramente, en este momento, para lo que son los cientos de Sis­temas de Información Sanitarios críticos en producción en los DC del SERMAS, no encuen­tro ninguna, incluida la económica. Está por demostrar que hoy un cloud público sea más económi­co que un cloud privado para una empresa del sector sanitario de nuestro tamaño.

Y si en algún mo­mento fuese más eco­nómico, mis responsables tendrían que considerar aspectos políticos, estratégicos y de seguridad, En cualquier caso, técnicamente estamos en disposición de ir al cloud público, algo que no muchas em­presas pueden decir. Ese ha sido uno de los objetivos de mi servicio en el SERMAS en los últimos ocho años.

En algunos seguros privados es­tán empezando a hacer videocon­ferencias con los pacientes. Esta es solo una de las aplicaciones que las nuevas tecnologías traen consigo, con lo que el futuro de la sanidad podría cambiar aún más.

¿Están los data centers del sec­tor salud y del SERMAS en concre­to preparados para lo que está por venir: realidad virtual, IoT, etc.?

Lo que está por venir, motivado por la inminente transformación digital del sector sanitario, creo aún nadie lo sabe con certeza, por lo tanto, sería muy pretencioso decir que a la fecha los DC del sector sanitario o los del SERMAS se encuentran prepara­dos para ello. Pero sí es cierto que la democrati­zación de las tecnologías Big Data, IOT, Ma­chine Learning y Deep Learning obligará al sector sanitario a conside­rar las arquitecturas HPC, con lo que ello supone al DC, prin­cipalmente conside­rar altas potencias por rack.

Por otro lado, el avance del uso de las nubes privadas, en los grandes DC centrales, y cada vez más el uso las nubes públi­cas de los grandes operadores de cloud, supone minimizar otros DC, en el sector sanitario, hablamos de minimizar los DC locales de hospi­tales, lo hará muy interesante tener en cuenta las soluciones de Micro Data Center.


¿Cómo ha afectado la transformación digital al sector sanitario?

Al parecer de nuestro entrevistado, Ángel Luis Sánchez García, la verdadera transformación digital del sector sa­nitario aún está por llegar, también en España. “Es cierto que en los últimos años España ha avanzado mucho en la implantación de las TIC en el sector sanitario. Desde hace años, se encuentra entre los líderes europeos en implantación de historia clínica electrónica (HCE), cita multicanal, receta electrónica, acceso del ciudadano a su historial clínico...”.

Este profesional del SERMAS afirma que actualmente la Comisión Europea (Digital Scoreboard) sitúa a España en el quin­to puesto en eHealth, sólo superado por Estonia, Finlandia, Dinamarca y Suecia, pero por delante de Gran Bretaña e Italia y muy por delante de Francia y Alemania, situados en el puesto 21 y 25 del ranking.

“Y es importante indicar que dicho liderazgo se ha conseguido con unos presupuestos en gasto TIC verdaderamente irrisorios, muy inferio­res a los empleados en otros sectores. Por tanto, España se encuentra en un lugar privilegiado para liderar la transformación digital en Europa, algo que podría mejorar nuestra competitividad y, a la vez, asegurar la complicada sostenibilidad del exitoso sistema público de salud de nuestro país. Pero para conseguirlo es necesario que los gobiernos, tanto central como auto­nómicos, sean conscientes de ello, diseñen unas polí­ticas adecuadas, realicen las inversiones necesarias y cuenten con el apoyo de los profesionales sanitarios, investigadores e industria”.

El artículo íntegro apareció publicado en el número 3 de la e-Magazine DCD, que puede consultar aquí.